El príncipe de los enredos 2


Un cuervo es el protagonista de esta fábula. El animal se acerca a una vieja encina y pregunta: ¿Quién manda aquí? El tronco, extrañado, responde que ahí está todo lleno de vida y nadie manda. El cuervo responde entonces que “en la vida se manda o se obedece”, y se marcha.

Sucesivamente, día tras día, vuelve junto a la encina y va malmetiendo a unas partes contra otras del árbol: a las hojas primero, luego a las raíces hasta que cada parte decide que no quiere seguir trabajando para las demás.

Finalmente una nube gris tapa el campo, la encina se seca y el cuervo instala junto a ella un buzón con un cartel que reza así: “Príncipe de los enredos, rey de la nada”.

Aplausos.

Y comenzamos a hacernos preguntas:

-¿Se puede ser rey de la nada?, ¿hay solo la posibilidad de mandar u obedecer?

-¿Cuántos cuervos conocemos a nuestro alrededor?

-¿En la vida se manda o se obedece?

-¿Para construir un hogar, una ciudad, es necesario destruir la naturaleza?

-¿Es un cuento reaccionario?

-¿La obediencia implica un sometimiento a la voluntad o el mandato de otros?

Félix apunta que en las órdenes religiosas hay voto de obediencia y no por ello están sometidos.

-Juan Carlos aporta la idea de los zapatistas sobre “mandar obedeciendo” que es otra manera de entender la relación entre gobernar y mandar, sin que exista dominación o imposición.

-Si uno elige la obediencia no está sometido por quienes mandan.

-En un contrato de trabajo, ¿estamos sometidos a los dictados del jefe? Nos rige el convenio colectivo, por ejemplo.

-En el Ejército, si la obediencia es antidemocrática o inconstitucional, no hay que cumplirla. En otros casos sí.

-En una Empresa hay una jerarquía, luego hay cierto grado de obediencia que hay que cumplir.

-¿En toda sociedad hay una estructura jerárquica y en cuanto tal, unos deben obediencia a sus superiores?

-No hay por qué asociar la obediencia a la jerarquía en una sociedad democrática.

-¿Quién hace las leyes?

-Cuando obedecemos las leyes que nos hemos dado en una sociedad democrática, no somos esclavos de ela ley, sino que obedecemos aquello en lo que creemos.

-Gandhi promovió la desobediencia civil porque la ley existente no le servía y no opuso resistencia al castigo.

-Si las leyes emanan del pueblo, no debe haber desigualdad.

-En una cooperativa hay jerarquía; hay obediencia pero no sometimiento.

-En la familia, si las normas se consensúan con los hijos se suelen cumplir sin que haya una sensación de sometimiento a la voluntad de los padres. La dimensión afectiva cambia la relación normativa.

-Asimetría: el hijo no tiene igual capacidad cognitiva, fuerza física, capacidad económica…

-Es necesario mandar u obedecer? ¿Mandar y obedecer?

-Más que obediencia hay cumplimiento o respeto a las normas consensuadas. Pero sí hay sometimiento a las normas consensuadas.

-¿Hay decisiones legítimas tomadas por autoridades legítimas?

-El margen de imposición en la función públ¡ca es menor que en una empresa privada.

-Seguridad.

-Capacidad de iniciativa.

-El divorcio como ejemplo de no sometimiento a una voluntad del otro y al poder económico del otro. La mujer se ha podido divorciar cuando ha tenido una independencia económica.

-El poder del que manda, a veces está en función delpoder que le concede el que obedece. Pero a veces el margen o capacidad de defendernos es mínimo.

-La revolución comienza cuando alguien dic no (como decía…)

-Cuando alguien se vuelve sumiso se resta posibilidad a un movimiento o margen de acción en libertad.

-O la gente se une para luchar contra la opresión o es difícil la salida.

-Hay muchos sumisos disconformes porque no hacen nada por cambiar la situación, por ejemplo en la empresa pública.

-Reformar. ¿Tiene que luchar alguien que manda y alguien que obedece?

-Ortega: la rebelión de las masas.

-En las relaciones sociales siempre hay gente con capacidad de asumir tareas de responsabilidad, de construir…, y gente que no es capaz.

-Hay gente que lucha en unas esferas de la vida y en otras no.

-A veces no luchas por cambiar situaciones porque no lo consideras relevante.
-Hay gente de quien me fío y dejo que sea esa quien mande, siendo yo libremente quien decido obedecer y someterme a sus decisiones porque considero su capacidad superior a la mía.

-Hay líderes carismáticos que emanan autoridad que no hay quien la cuestione.

-Amo-esclavo-Hegel.

-Obediencia=respeto a la ley.

-Eliminación de tensiones: consensuar normas.

-Algunos profesores emanan autoridad y el alumno la reconoce.

-Horizonte de la obediencia: “en junio nos vemos” (amenaza).

-¿Obedecer es necesariamente acatar una orden?

-En los países lo que hacen para que todo funcione es rotar y controlar que las leyes se cumplan.

-En un momento determinado yo puedo decidir que sea otra persona quien tome decisiones.

-Obedecer (a la autoridad ilegítima se la obedece)/ Cumplir/ Seguir (a la autoridad carismática se la sigue, por ej. a Jesucristo).

-Si eres autónomo debes luchar por conservar esa autonomía.

-Obediencia ciega(?)

-La Ola (película que ilustra este tema).


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comentarios en “El príncipe de los enredos

  • fpnmadrid

    He sido incapaz de dar forma de relato conversado a lo expresado durante la última reunión. No sé si seréis capaces de entender bien cómo fue el diálogo los que no pudisteis estar. Sólo he expuesto las ideas según se fueron diciendo, pero olvidé escribir quiénes las decían.
    Espero que podáis aportar algo más en lo comentarios.
    Almudena.

  • Clara Velandia

    POR FAVOR!!
    Quisiera que me enviaran sus mejores argumentos sobre POR QUE LOS TABUES NO COARTAN LA LIBERTAD DE LOS SUJETOS.

    Espero anciosa sus muy reconocidas respuestas.

    Mil y mil gracias
    CLARA