Límites entre lo privado y lo público. Seminario FpN 20/04/2012 4


Los límites entre lo privado y lo público

Juan Carlos introdujo el tema, haciendo referencia al reciente y controvertido caso del Rey que fue encontrado, por el azar de una caída, cazando elefantes en una excursión de un costo elevadísimo. Además, no sólo este caso le sugería esta problemática entre qué es público y qué es privado, sino también la situación de los actores que son acosados por el público o la prensa en la calle.

La primera definición que él mismo aportó es que se considera privado a todo aquello que te afecta sólo a ti mismo, aunque Almudena desestimó que pudiera existir algo así, dado que siempre todo lo que te afecta a ti influye, aunque sea indirectamente, en tu familia, amigos, etc. De modo que introdujo ella una nueva definición, según la cual privado es todo aquello que guardas para ti mismo, pero que también puedes compartir con tu gente más cercana. Esto último despertó un nuevo interrogante: ¿podría ser lo privado además comunitario? ¿o es que sólo se supone aquello que se da para uno sólo?

Yo aporté otro modo de entender el asunto, considerando que los conceptos de privado o público hacen referencia a todo aquello que concierne o no al Estado, o quizás más en general, a la vida en sociedad. Todo aquello que se considera público es porque cuenta con un aval institucional que en última instancia se enlaza al Estado. Una reunión de gente puede ser a la vez un acto privado y público, según sea un encuentro de amigos o, como en este caso, una reunión del centro de filosofía para niños que cuenta con una acreditación formal. Juan Carlos preguntó qué ocurriría en el caso de una reunión con una convocatoria abierta pero que no tuviera un aval institucional: ¿sería un acto público o privado?

Se trajo a colación en este punto el caso de los hijos de la gente famosa, y cómo muchas veces los medios acosan su vida privada para hacerla pública, o cómo otras los mismos padres exponen sus propias vidas y la intimidad de su familia de manera pública. Luis también recordó el caso de los detectives privados, quienes se introducen en la vida privada de otros quebrando su intimidad. Del mismo modo, nos preguntamos si en el caso del matrimonio, es decir, de una relación de dos personas, lo que allí se comparte es privado o puede ser público.

Erika consideró una nueva interpretación, según la cual lo privado y lo público podrían equipararse más bien al que es cerrado o es abierto, lo cual se define fundamentalmente por la voluntad de cada uno. Cuando algo que es privado se abre hacia lo público es porque alguien decidió voluntariamente liberar algo que estaba en el ámbito de la intimidad: puedo ser yo mismo, o alguien de fuera puede violar mi privacidad. Carmen se preguntó que pasaría en la pareja, si el compartir algo con el otro no es ya hacerlo público en algún punto, a lo que Erika contestó que este estar abierto o cerrado se daría por grados.

Lucía introdujo una nueva dimensión. Según ella el matrimonio es una forma de hacer público el amor entre dos personas, y consideró que hay algunas cosas que deberían ser obligatoriamente públicas, como es el caso de la actividad de un docente en el aula: éste ámbito no puede quedar librado al arbitrio de cada docente. Juan Carlos agregó un ejemplo del caso contrario, el de una persona que discute telefónicamente en el tren, haciendo público algo que debería permanecer en privado.

Yo consideré que tendríamos que distinguir lo que son los ámbitos público y privado, como ámbitos de derecho, de lo que ocurre en ellos de hecho: algunos elementos de uno muchas veces pueden traspasarse al otro. El ejemplo que puse fue el de la familia, la cual se corresponde con un ámbito privado aunque puedan hoy en día, en los medios, hacerse públicas muchas de sus intimidades. Pero Carmen introdujo una fuerte objeción, y es que si quedaran esos ámbitos, como el de la familia o el de la pareja, reducidos a un ámbito exclusivamente privado, nos veríamos imposibilitados de resolver la violencia entre los miembros de una familia. De allí que se intentó diferenciar el ámbito privado de la intimidad, argumentando que ésta última sí podría pasar a un ámbito público, y es lo que ocurre cuando los famosos hoy en día hablan de su vida privada.

Esto nos llevó a formular la siguiente pregunta: ¿cuándo un problema pasa a ser público? Dimos como ejemplos el de una pareja discutiendo violentamente en la calle, o el del rey yendo a cazar elefantes en peligro de extinción y con fondos públicos. ¿Es que se hace público cuando alguien más se entera o ya lo era antes de que se divulgara? Rafa consideró que hay algunas figuras, en este caso como la de un rey, que deben ser moralmente rectas en toda circunstancia, porque su rol se los exige. Esto nos llevó a pensar el paralelo con un actor al cual sus admiradores le invaden su vida privada, y pensamos que ambos son personajes sociales que cargan con una responsabilidad pública por el hecho de serlo. Tanto un actor como un político con un cargo público o un cura son figuras representativas, y tienen el deber de cuidar sus palabras y actos en mayor medida por la influencia que poseen De cualquier modo, Erika consideró que es algo excesivo pretender que exista alguien que sea ejemplar, o ejemplo de otros, porque en tanto somos seres humanos, siempre vamos a fallar.

Carmen se preguntó luego si sería posible algo que traspase, a la inversa, del ámbito público al privado. Yo hablé de la utilización de fondos públicos, estatales, por parte de un mandatario para un uso personal, como sería el caso reciente del rey. Lucía sin embargo comprendió que la pregunta no hacía referencia a algo tan material como son los fondos del estado, o como puede ser un edificio estatal que sea vendido a una empresa privada, sino a algo relativo a la información, donde ella hallaba ya más dificultad. Luis pensó en un militar que traslada su normativa o sus pautas de conducta a su hogar. Yo agregué el caso, muy recurrente en mi país, de tratar asuntos del Estado, como la creación de leyes, como si fuera un asunto personal del gobernante de turno. Pero Lucía agregó una buena distinción, y es que no es que estos asuntos supongan que lo público se tornó privado, sino que se está tratando algo que es de por sí público como si fuera privado.

Aquí más o menos es donde la discusión empezó a diluirse…


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

4 Comentarios en “Límites entre lo privado y lo público. Seminario FpN 20/04/2012

  • Félix García Moriyón

    Echo en falta algo muy importante: es privado aquello que queremos que sea privado, es decir, que queremos que no salga a la luz pública, que no sea conocido por los demás, para poder así preservar un cierto ámbito de intimidad personal. Todos tenemos derechos a disfrutar de espacios y tiempos preservados del conocimiento de los demás. Y hay cosas que queremos que sean absolutamente privadas, es decir, que ni siquiera los más íntimos conozcan, y otras que son privadas pero compartidas con los más íntimos, como es el ámbito familiar.

    • Juan Carlos

      En cierto sentido eso es lo que planteaba Erika con los criterios de “abierto” y “cerrado”, es dcir que haces público o que reservas para ti mismo o tu círculo de los íntimos. Sin embargo, creo que es un criterio problemático porque, ¿basta con que uno quiera mantenerlo reservado, no compartirlo para que sea privado? ¿No dependerá de si aquello que queremos mantener en ese espacio privado o íntimo no afecta a los demás? El ejemplo que pusimos al respecto fue el de la violencia intrafamiliar, pues por mucho que uno quiera aducir que es un asunto privado, de la familia, al afectar a otras personas y atentar contra su dignidad o su integridad (ya sea física o moral) deja de seer privado y es publico.

      • Félix García Moriyón

        Absolutamente. Quien decide si algo es privado, soy yo mismo. Otra cosa es que lo consiga.
        Por otra parte, todo lo que hago, privado o público, forma parte de mi identidad biográfica y, por tanto, incide en los que me rodean.
        El ejemplo de la violencia familiar pertenece a la intimidad del hogar de la que forman parte varias personas, Si una de ellas quiere que se haga público se hará. Si nadie quiere, será difícil que trascienda la intimidad del hogar, aunque haya indicios poderosos que permitan a los de fuera intervenir.

  • Jose Bastidas

    lo publico, lo privado y lo comunitario sigrnifica que hay personas que ablan en lo publico con mayo gente que escuche o se pelean delante de todos y lo privado son personas que le gusta ablar en una parte a sola que solo este la personas adecuadas para ablar y no escuche las demas personas y lo comunitario debemos ser muy comunicativos y analizar muy bien para que le ayude la comunitaria eso es comunitario .