Reunión 5: Educación


¿Para qué enseñar?. ¿por qué enseñar?  Otro viernes de encuentro y no por ello un viernes más. Fuimos muchos los que nos sentamos en la misma mesa  aliñada con el café de Félix y el estupendo bizcocho de Pilar, en esta ocasión sabor a limón.  Las cosas no  ocurren simplemente porque sí. Bueno es que así sea. Ni se me había ocurrido que iba a encontrarme en la tesitura de recoger las reflexiones de todos nosotros. Me llevará un rato. Haré lo que pueda. Me inicié en la tarea con cierto despiste. Alguien comenzó con una frasecita que se las trae y que venía a decir algo así como el que mucho sabe poco puede aprender.   Fueron muchas las preguntas que se incorporaron al diálogo y a la reflexión compartida, muchas y bien complejas  y hacían referencia a asuntos tales como si se puede enseñar, si todo puede enseñarse, si todo el mundo puede enseñar, si existen diferencias entre el enseñar y el educar y cuales son las diferencias, si enseñar y mostrar son lo mismo, si el profesorado tiene la responsabilidad de motivar al alumnado, si la escuela es una máquina de transmisión de valores y cuales son esos valores ,si escuela y familia comparten espacios de enseñanza ,  en fin, bien compleja fue la tesitura en la que fuimos entrando de manera progresiva.  Iniciamos la reflexión desde una creencia que impresionó estar bien asentada y asumida por todos nosotros y que hace referencia al hecho de que se enseña por el hecho de estar en el mundo, por el hecho de participar de diferentes contextos, es decir, que somos enseñantes aunque no nos lo propongamos, aunque no tengamos consciencia de ello y … pudiera parecer que también encontramos acuerdo al considerar que difícilmente puede enseñarse aquello que no se cree, aquello que no se vive, aquello que no se siente. Educar o enseñar, enseñar o educar ….   ha de considerarse como un continuo  en el que la persona que aprende va incorporando, de manera progresiva, nuevas habilidades, nuevas capacidades, nuevos conocimientos. Se manifiesta, de esta manera un cambio, una transformación progresiva que humaniza. Difícil concretar como se aprende.  Se habló de imitación, se habló de mediación, se habló del profesor como facilitador, se habló de conductismo y de aprendizaje por ensayo error como  modelo de aprendizaje esencialmente humano ,se habló de socialización.  Al aparecer la palabra conductismo me sobrecogí. El conductismo, como teoría explicativa del aprendizaje,  hacía referencia a tabulas rasas y a ensayo error sin mediación de reflexión, ni de crítica, ni de análisis ni síntesis. El diálogo nos permitió llegar a comprender que hablábamos de procesos complejos, en los que se hace necesaria la reflexión y el análisis. Pudiera parecer que fue únicamente cuestión de terminología. Tal vez no. Hubiese sido preciso profundizar un poco. Y… en ese proceso complejo, la actitud del profesorado juega un papel esencial, aquel profesor entusiasta, que se entusiasma con su trabajo y sus responsabilidades, de manera natural transmite entusiasmo y … por tanto motiva a sus alumnos pero … ¿es necesario motivarlos a todos?, ¿es posible motivarlos a todos?, ¿debe el profesor sentirse frustrado al observar que algunos de sus alumnos no llegan a participar de ese entusiasmo que ha de vincularlos en ese proceso de enseñar y de aprender?… enseñar se enseña por el simple hecho de que se es modelo desde la presencia  y … aprender se aprende, por el hecho también de estar presente, en diferentes contextos y tesituras, ahora bien, es posible que no se aprenda aquello que de forma explícita pretende ser enseñado o … es posible que no se enseñe aquello que de forma mas o menos explícita pretende ser aprendido…  se hace necesario que el que está en  tesitura de aprendiz deba incorporar el deseo, la motivación, la intención de aprender aquello que se quiere enseñar.   Y hablamos de espacios de aprendizaje, de  contextos de enseñanza y … aprendizaje. Nosotros nos centramos en dos de ellos, la escuela y la familia aunque también se mencionó al grupo de iguales. Hicimos especial hincapié en la escuela, se la denominó directamente como una máquina de crear sujetos para responder a los contextos sociales en los que han de desarrollarse, para facilitar que el sistema funcione, para garantizar que se mantenga, es por ello que se utilizaron términos como adoctrinar,inculcar, imponer y … se habló de la transmisión de aquellos valores que garantizan la supervivencia del sistema, de una sociedad opresiva que se garantice la aceptación de un discurso opresivo y limitador de la persona desde la aceptación de la autoridad establecida  a través de un currículum oculto. Se hizo especial mención a la necesaria exigencia de visualizar y explicitar ese currículum si lo que realmente se desea es ofrecer coherencia y garantizar consistencia  a las actuaciones que se desarrollan en la escuela. Y se consideró también que la escuela es el espacio en el que se guarda a los niños y los adolescentes hasta que puedan incorporarse al espacio social que les aguarda. Claro que , a la par, se hizo referencia a que se enseña para favorecer el desarrollo de personas libres, felices, es decir, personas que pueden crear sus propios espacios de desarrollo y de crecimiento. Y… escuela y familia han de desempeñar roles complementarios en el enseñar y en el educar, pudiera parecer que se hace necesario llegar a determinar qué ámbitos de la enseñanza han de ocupar cada una de estas instituciones  y cómo han de complementarse. Es cierto que el conflicto ha existido y existe. Pudiera parecer que es importante determinar quien ejerce el control sobre qué se enseña y como se enseña, cuando y para qué se enseña.  Conclusiones… imposible concluir. Tal vez la pregunta no tiene respuesta, tal vez se enseña , en ocasiones, lo que se puede, en otras lo que se quiere. Tal vez se aprende, en ocasiones, lo que se puede, en otras, lo que se quiere.

Guadalupe